FANDOM


WIKI LA ARPÍA

La Arpía

Villana de "Los mundos de Coraline". O “Coraline y la puerta secreta”. Atrae a niños que no son felices a su mundo mágico con golosinas y maravillas increíbles, para luego coserles botones en los ojos y devorar su esencia.

Es un ser que puede cambiar de forma y que tiene botones negros en lugar de ojos. En su forma verdadera tiene unas manos muy extrañas como de metal y parece un poco una araña.

Vive al otro lado de la puerta sellada que Coraline encuentra en su departamento, la cual aparenta ser una simple puerta de tamaño pequeño que da a una pared de ladrillos, sin embargo al parecer la otra madre puede hacerla cambiar y crear un tunel que puede unir ambos mundos, el real y la ilusión que ella crea para atrapar a su próxima victima.

Al parecer también puede crear copias exactas de personas del mundo real, que a su vez son simples creaciones destinadas a impresionar a su victima, siempre llamandolos “El Otro” o “La Otra” dependiendo de su sexo.

Parece poder controlar a las ratas y a casi cualquier creación suya, sin embargo al parecer la puerta que une su mundo con el real tiene solamente una llave y sin esta ella no puede entrar al mundo real y viceversa.

Ella creó una muñeca que tiene que ser modificada a mano para hacer que se parezca a su siguiente victima, de esta forma ella espía a su victima a través de los ojos de botones de esta y cuando tiene suficiente información de lo que tiene que agregar a su mundo de ilusión es cuando puede crearlo y comenzar su proceso de atraer a la victima.

Películas Editar

Otra Madre 7-0

El verdadero aspecto de la Arpía es terrorífico.

Cada decenio, la perversa Arpía atrae a niños indefensos a su mundo alternativo, en el que todo parece más feliz y alegre. Pero es una falsa ilusión que utiliza para atraerles, y convencerles para coserles botones en los ojos. Cuando lo consigue, devora sus cuerpos dejando solo sus almas, vacías y desdichadas.

Cuando la pequeña Coraline llega atraída a su mundo, la Otra Madre se encarga de engañarla para que crea que en su mundo será más feliz. Pero Coraline se percata de que todo es una farsa y que corre un grave peligro. Ayudada por el Gato, enemigo ancestral de la Otra Madre, Coraline se enfrenta a ella, y busca entre las maravillas que creó los ojos de los otros niños que había devorado.

Al final Coraline se encuentra cara a cara con la Arpía en su forma real, esta se revela monstruosa y siniestra, y trata de atraparla en una tela de araña, pero Coraline escapa, le arranca sus ojos de botón y le corta la mano.

La mano de la Otra Madre logra cruzar la puerta debido a que se quedó en el tunel que une ambos mundos e intenta conseguir la llave única, pues Coraline se la llevó junto con las almas de los niños que había capturado, pero ella logra destruirla y esconde la llave en lo más profundo de un pozo.

En Dominios Encantados Editar

No ha aparecido

Personalidad Editar

Otra Madre 3

La tétrica sonrisa de la Otra Madre

La Otra Madre no tiene sentimientos, es un ser completamente maléfico con un horrible aprecio hacia lo maternal y tierno. Es manipuladora y falsa, y engaña a los niños con falsos regalos y amor de mentira. Sádica y cruel, a la otra madre no solo le gusta comerse a los niños que engaña, si no torturarlos "dulcemente". No tiene aprecio por nadie, ni siquiera por las criaturas que ella misma crea para que los niños la quieran. Puede ser paciente y dulce, siempre esperando y sigilosa, pero si se enfada y pierde el control se vuelve cruel y furiosa, y da verdadero miedo.

La Arpía es muy poderosa, pero necesita alimentarse para mantener sus inmensos poderes. Además, solo en su mundo puede causar daño de verdad.

Apariciones Editar

No ha aparecido.